El árbol de Jo

El blog de Fortuna Lago El árbol de Jo
" });

Video of Day

News

Lorem 1

Video of Day

Sponsor Advertisement

Blogroll

Reciente

domingo, 12 de abril de 2015

Libros para un mundo mejor

Por: Fortuna Lago - 13:13
La  industria editorial es como la del cine: lanza una cantidad ingente de productos al mercado que no tardan en quedar obsoletos, puesto que lo que se persigue, siguiendo la ley del consumo, es la novedad. La consecuencia de esa dinámica, por otra parte común a todas las industrias, es la cantidad ingente de libros editados que pueblan el mundo y han dejado de acaparar la atención del comprador.

Una queja común de los consumidores de productos culturales, ya sea música, cine o lectura, es su elevado precio. En el caso de los libros, sin embargo, existe un abundante mercado de librerías de viejo en las que pueden encontrarse verdaderas joyas a un precio muy asequible. Dejando a un lado el placer de curiosear entre sus estanterías, descubrir las huellas que anteriores propietarios han dejado en los ejemplares o aspirar el olor a biblioteca antigua característico de estos lugares, no cabe duda de que para los adictos a la lectura se trata de una opción económicamente atractiva. Además, es una manera de racionalizar el consumo, alargando la vida de productos perfectamente válidos cuyo único defecto consiste  en no haber sido publicados ayer.

El madrileño barrio de Malasaña es una de las zonas donde abunda esta cultura de librería de viejo. Ayer, sin ir más lejos, paseando con una buena amiga tan aficionada como yo a la buena lectura, tropezamos casualmente con una de ellas, Libros para un mundomejor. Me gustó su aire un poco bohemio y el olor a papel añoso, que siempre me recuerda una habitación concreta de la casa de mis abuelos (exacto, ésa donde se guardaban los libros).

Pero sobre todo, me gustó la selección  de ejemplares ofertados a la venta, ya que tienen una buena variedad de esos que apetece leer, si es que no lo has hecho ya. Desde Pérez-Reverte o María Dueñas hasta Chéjov pasando por algunos best sellers ya clásicos, como El Graduado, de Charles Webb, o El cuaderno de Noah, de Nicholas Sparks, conocidos sobre todo por sus adaptaciones al cine. No faltan auténticas joyas como un volumen de Antoñita la Fantástica, por cierto en inmejorable estado.  Se encuentran libros de todos los géneros, incluso cuentos infantiles y ciencia-ficción, así como abundante ensayo. Huelga decir que es imposible salir de allí sin alguna compra entre las manos, y el seleccionado en mi caso fue Limpieza de sangre de Arturo Pérez-Reverte (sí, lo admito, el Capitán Alatriste es una de mis asignaturas pendientes) que adquirí en perfectas condiciones por sólo un euro.

¿Reverte a un euro? Imposible no llevárselo


Además de la venta de obras, Libros para un mundo mejor ofrece talleres tanto de escritura creativa como de escritura para conocimiento personal. También pueden encontrarse objetos para regalar tales como termos con motivos literarios, postales o bolsas de tela decoradas. Por si ello no fuera suficiente, al entrar nos recibió una gatita que vive allí, animal que quienes me conocen saben que me apasiona y una bici decorativa en la puerta, otra de mi grandes aficiones. En resumen, me pareció un lugar lleno de encanto del que sospecho que me voy a hacer asidua.

Una bici cargada de libros, el mejor ocio dos en uno. 

sábado, 3 de enero de 2015

Cuatro

Por: Fortuna Lago - 9:06
"Camino a toda prisa hacia el Pozo y salgo por un arco que está a mitad de pared. Me mantengo lejos del borde del camino, a pesar de que los niños osados a veces corren por él entre gritos de risa y yo debería ser más valiente que ellos. No sé si la valentía se adquiere con la edad, como la sabiduría, aunque quizás aquí, en Osadía, la valentía sea la forma más elevada de sabiduría, el reconocimiento de que la vida puede y debe vivirse sin miedo."

Cuatro. Verónica Roth.

Este libro de la serie Divergente escrita por Veronica Roth me ha sorprendido gratamente. Primero, porque es el primero que leo de la saga, a la que llegué a través de la película, cuya historia me enganchó. Pero además, por ser capaz de mantenerme en vilo incluso conociendo las escenas, que vuelve a narrar desde una perspectiva diferente, la visión personal de Cuatro, el instructor de los trasladados en Divergente.

Desde el punto de vista del argumento, en sus páginas descubriremos algunos secretos del pasado de Cuatro que le harán confrontar situaciones muy complicadas en lo personal, creando en el personaje unos conflictos interiores que Roth sabe resolver con maestría. Pero además,  Cuatro es una alegoría del miedo y la valentía. A lo largo de las narraciones que integran el libro, se describe a la perfección la dinámica del miedo y se descubre en qué consiste en realidad la valentía. Ni Cuatro ni ninguno de los integrantes de Osadía logran hacer desaparecer sus peores miedos, ni es ese el objetivo de herramientas como el paisaje del miedo; lo que se persigue es aprender a convivir con ellos  y evitar que te paralicen. En esa lucha agotadora emplean sus días los osados, poniéndose a prueba hasta llegar al límite. 

El maltrato es otro de los temas presentes en el libro, y se trata de forma realista y acertada, siendo uno de los aspectos que mejor retrata la naturaleza del miedo y por qué es tan difícil erradicarlo. A raíz de su traslado a Osadía, Cuatro evoluciona hasta convertirse en un adulto muy fuerte, tanto física como emocionalmente. Sin embargo, la mera imagen de su padre a menudo amenaza con paralizarlo, a pesar de que objetivamente está más que capacitado para defenderse de él. La honestidad con que se presentan estos sentimientos ayudan al lector a comprender no sólo el miedo, sino también la verdadera esencia de la valentía.

El amor también es un punto de referencia en la historia y al igual que las emociones ya descritas, se define con precisión acertada, como algo más allá de las apariencias o la atracción física, basado en la admiración de las cualidades y el valor inherente a la otra persona. La ambición y la crueldad, aunque en menor medida, también están presentes en una narración ambientada en un mundo futurista, hostil y sectario, donde el mayor pecado consiste en no encajar en los moldes preestablecidos y su castigo, la exclusión o la muerte. 

En resumen, se puede decir que Cuatro es un viaje por la experiencia emocional humana, uno apasionante y muy bien descrito, regado con abundante fantasía.  Un libro no exclusivamente dirigido a los jóvenes o a los amantes de la ciencia ficción, sino también a los interesados en explorar los recovecos del alma humana. 

sábado, 13 de diciembre de 2014

Cumbres Borrascosas

Por: Fortuna Lago - 19:26
"Busqué, y pronto descubrí, las tres lápidas en el declive próximo al páramo: la de en medio, gris y medio enterrada entre brezos. Solamente la de Edgar Linton armonizaba con el césped y el musgo que crecía al pie. La de Heathcliff estaba aún desnuda. Me demoré bajo aquel cielo benigno, contemplé las alevillas revoloteando entre brezos y campánulas, escuchando el rumor de la suave brisa entre el césped, y me preguntaba cómo nadie podía atribuir sueños inquietos a los que dormían bajo una tierra tan sosegada"

Emily Brontë. Cumbres borrascosas.

Llevaba tiempo queriendo leer este clásico de la literatura británica, y casualmente encontré un ejemplar curioseando en la Feria de Otoño del Libro Viejo y Antiguo que todos los años ponen en el Paseo de Recoletos de Madrid. Leí que el libro trataba de una historia de amor trágica, pero a mí me ha parecido que de lo que trata es de la obsesión y otros aspectos del lado oscuro de la naturaleza humana: el rencor, la venganza, la capacidad de infligir crueldad y manipular sin compasión.

A pesar de que la trama se desarrolla en un escenario muy reducido, que abarca apenas el espacio de dos casas separadas por menos de siete kilómetros, y con un grupo reducido y endogámico de personajes unidos por la pertenencia a una misma familia, la historia atrapa al lector de tal manera que es imposible dejarla. Las intrincadas relaciones entre los protagonistas, la maestría con que Brontë describe la maldad de Heathcliff y la menos patente aunque igualmente destructiva de su amada Catalina; la narración del devenir de tres generaciones y las terribles, imposibles relaciones que se establecen entre sus miembros; la presencia del azar como factor decisivo para la felicidad o la desgracia, la justicia o la injusticia; la idea de una cierta bondad genética capaz de resurgir cuando las condiciones se hacen propicias son sólo algunos de los aspectos que hacen del libro uno que merece la pena leer.

El texto tiene el mérito de atraer y mantener vivamente la atención a pesar de la sensación no del todo agradable que la exposición de la maldad, la opresión y la bajeza moral causan en el lector. El origen de todo está en el personaje principal, Heathcliff, un niño recogido de la calle y despreciado por sus hermanos adoptivos que crece para convertirse por pura venganza en el azote y fuente de las mayores desgracias tanto para la familia que le adopta como para sus descendientes. La autora deja entrever la idea de que el origen de esa maldad pueda estar no el trato recibido por Heathcliff en la calle primero y por su familia después, sino en su propia naturaleza. Lo hace introduciendo el personaje de Hareton que, habiendo nacido heredero legítimo es desposeído por Heathcliff no sólo de su patrimonio, sino hasta de sus derechos más elementales, como es el de la educación. A pesar de ello, cuando las circunstancias se muestran propicias, la nobleza innata de Hareton renace como una semilla que esperaba el momento adecuado para florecer, cosa que jamás le sucede a Heathcliff. Con este y el retrato de la debilidad de carácter que realiza de otros personajes como Linton, parece dejar clara la creencia de que la naturaleza de las personas acaba prevaleciendo sea cuales sean las circunstancias.

La obsesión es otro de los temas presentes en la novela, con el amor no consumado de Heathcliff por Catalina, cuyo recuerdo le sigue atormentando hasta lo irracional veinte años después de su muerte. Es esta parte de la narrativa la que hace que algunos la consideren una historia de amor, sin embargo yo la he entendido más bien como una forma de exponer el lado oscuro de la psicología humana, la incapacidad de sentir empatía, la obcecación en el recuerdo de la desgracia, la venganza y el rencor como bandera enarbolada en la vida destruyendo todo cuanto encuentra a su alrededor. En mi opinión, un libro apasionante y duro que vale la pena leer.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Yukio Mishima, extremos de un escritor prolífico

Por: Fortuna Lago - 20:00
Hiraoka Kimitake, nombre  real bajo el pseudónimo Yukio Mishima, nació en enero de 1925 en Tokio y falleció en noviembre de 1970 a los 45 años, víctima de un suicidio ritual. A los doce años empieza escribir sus primeras historias, llegando a formar parte de la junta  de la sociedad literaria de su escuela. Ya de adulto, escribiría en secreto por las noches ante la prohibición paterna de desarrollar una carrera como escritor, estudiando Derecho durante el día, disciplina sobre la que obtuvo una licenciatura en 1947 en la Universidad de Tokio. Tras obtener una plaza como funcionario en el Ministerio de Finanzas de Japón, su padre finalmente accedió a su dimisión para dedicarse a la escritura.
.
Su primera novela se publica en 1948 bajo el título de Ladrones. Le siguió Confesiones de una máscara, que le consagró como escritor a la temprana edad de 24 años. En total, Mishima escribió 40 novelas, 18 obras de teatro, 20 libros de relatos y otros tantos de ensayos. Sus temáticas preferidas exploran los aspectos más oscuros de las pasiones humanas, y en ellas muestra una especial fascinación por la muerte. Se dice que su abuela Natsu, vinculada a una familia samurái y de un carácter explosivo rayano en la locura, le influyó decisivamente sobre este aspecto. Respecto a sus raíces literarias, recibe un fuerte influjo del Nihon romanha, o romanticismo japonés, corriente que hace hincapié en los valores tradicionales japoneses y sirve de apoyo al ideario nacionalista. Otros autores que lee con avidez son Oscar Wilde o Rilke.
.
En lo personal, Mishima vivió una vida de contradicciones y excesos. A pesar de una supuesta homosexualidad latente, contrajo matrimonio y tuvo dos hijas.  Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó en una fábrica aeronáutica, tras ser desestimado como piloto suicida por padecer de tuberculosis, según unas fuentes, o hepatitis, según otras. Arrastró ese incidente como un deshonor durante el resto de su vida. En 1970, acompañado de algunos miembros de la Sociedad del Escudo que él mismo había fundado, intenta un golpe de Estado en el cuartel general de Tokio del Comando Oriental de las Fuerzas de Autodefensa de Japón. Ante su estrepitoso fracaso, decide hacerse el seppuku, suicidio ritual japonés que incluye la conocida maniobra del hara-kari. Masakatsu Morita, de quien se dijo que era su amante, se suicidó también.
.
Mishima es uno de los autores japoneses más relevantes y está considerado como uno de los mejores estilistas del lenguaje japonés de posguerra. También es uno de los más conocidos internacionalmente, pues sus obras se han traducido a numerosos idiomas. Fue candidato al Premio Nobel de Literatura en tres ocasiones.
.
Confesiones de un máscara, El pabellón de oro, Los años verdes o El mar de la fertilidad son algunas de las obras más destacables de este prolífico escritor.
.

sábado, 11 de mayo de 2013

Cell

Por: Fortuna Lago - 19:29
"Nueve telefónicos avanzaron en un pulcro cuadrado móvil hacia la anciana, cuyo rostro frenético se hallaba a apenas un metro del de Clay. Movió los labios, y Clay oyó cuatro palabras tanto con los oídos como con la mente 'Llevadme con  vosotros'.

'No vamos a ningún sitio al que le convenga ir, señora', pensó Clay."
.
Stephen King. Cell.
.
Sin ser en absoluto aficionada al género de terror, Stephen King ha conseguido que sea una asidua de sus novelas. A pesar de un comienzo sangriento que en otro autor habría logrado hacerme aparcar el texto sin más contemplaciones, Cell consiguió engancharme desde un principio por las virtudes sobradamente conocidas de su creador: ambientación soberbia, buen ritmo, alta capacidad de intriga y una historia tremendamente original hilada en un argumento muy bien entrelazado.
.
Clay Riddell visita Boston por negocios cuando el mundo se derrumba en un segundo. Una llamada de teléfono es suficiente para que la vida en el planeta, tal como era conocida por los humanos, se convierta en un pasaje del terror sin un desenlace cierto. La humanidad queda dividida en dos bandos, los de aquellos que cogieron su móvil cuando sonó y que a partir de ese instante se convierten en algo "no humano" y los afortunados que fueron capaces de darse cuenta a tiempo de que algo había cambiado en la señal telefónica.
.
A raíz del incidente mundial que denominan "el pulso", Riddell comienza un peregrinaje en busca de sus seres queridos sin saber si alcanzará su destino vivo ni si ellos lo estarán o se habrán convertido en "algo distinto". El camino le reservará muchas cosas: compañeros de viaje, enemigos, encuentros espeluznantes y oníricos y algunas decisiones cruciales que determinarán el curso de la historia.
.
Una vez más, Stephen King consigue un relato magnífico de una historia apasionante, bien descrita, bien hilada, soberbiamente contada.  Imposible para el lector saber qué va a ocurrir a continuación, más aún cuando va descubriendo que a lo largo de la narración todo es posible. King no tiene piedad y sabe contar sin ambages cómo serían las cosas si ocurrieran en realidad. Este afán por el realismo probablemente sea otra de las virtudes que contribuye a que el libro enganche.
.
La única pega que se podría encontrar es un final que no es final, una especie de "continuará" que, si bien deja abierta la opción de una segunda parte, también deja al lector con cierta intriga sobre una de las cuestiones más ardientes del relato, que no anticiparemos aquí para no estropear sorpresas. En su descargo, hay que reconocer que el propio desarrollo de la historia hace difícil cualquier remate distinto. A pesar de todo, King sabe poner fin al texto con elegancia.
.
Recomendable para los amantes del miedo y los que no siéndolo, les guste disfrutar de una buena historia a caballo entre el horror y la ciencia-ficción.
.
Enlace de interés: biografía de Stephen King.

viernes, 12 de abril de 2013

El resplandor

Por: Fortuna Lago - 15:30
"La situación había sido penosa, pero por lo menos entendía lo que sucedía, aunque entonces no era mucho más que un bebé. Pero con los adultos todo era más complicado, ya que cualquier acción posible se teñía con la idea de las consecuencias, la empañaban las dudas, la imagen de sí mismo, los sentimientos de amor y responsabilidad. Parecía que todas las elecciones posibles tuvieran alguna desventaja, y a veces Danny no entendía por qué esas desventajas eran desventajas."
.
Stephen King. El resplandor. 
.
Este libro lo leí a raíz de una reseña de Relatos Magar, en cuyo criterio confío mucho porque su autora ha demostrado tener un excelente gusto literario. Tal como auguraba, el texto no me ha decepcionado en absoluto, al contrario, la historia me ha parecido excelentemente hilada y el retrato psicológico de los personajes, en especial del padre, Jack Torrance, muy bien definido.
.
El Resplandor es un libro de terror psicológico, de fantasmas internos y de debilidades y fortalezas. En su conjunto, me ha parecido una metáfora de las consecuencias que determinados rasgos de la personalidad pueden tener sobre la propia vida, y de cómo fuerzas externas malintencionadas (representadas por el hotel) pueden  llegar a manipular a quienes carecen de una consistencia interior.
.
Jack Torrance oculta dos miedos íntimos: hacer daño a su hijo y no llegar a ser nada en la vida. Las fuerzas paranormales que gobiernan el entorno tratan, por todos los medios, de hacerlos realidad. Su influencia es aterradora, poderosa, casi ingobernable, pero sólo Jack sucumbre a su ella. Ni Wendy, ni el pequeño Danny, ni el valiente Hallorann se dejan vencer. La debilidad de Torrance tendrá unas consecuencias trágicas y la descripción de los acontecimientos que conducen a ella mantiene en vilo al lector hasta la última página.
.
Stephen King tiene una habilidad admirable para realizar descripciones minuciosas sin que la novela pierda ritmo. El resultado es una ambientación magnífica, que logra que el lector se zambulla en el escenario que le muestra, de una forma tan vívida que le parece estar allí y sin aburrirse en ningún momento.
.
En definitiva, y sin ser especial amante del género de terror, El Resplandor es un libro que me ha gustado muchísimo, recomendable para los amantes del misterio, lo paranormal y las buenas historias.
.
Enlace de interés: sitio oficial de Stephen King.
.


lunes, 25 de marzo de 2013

La libertad última

Por: Fortuna Lago - 18:23
.


En contra de lo que esperaba en un principio, La libertad última no tardó en atraparme, no tanto por su calidad literaria como por su contenido, perfectamente hilvanado y que sin duda logra lo que el autor había pretendido desde un principio: transmitir de forma clara, amena y muy gráfica el pensamiento de quien fundó la tercera escuela psicológica más importante de Austria: Viktor Frankl, creador de la logoterapia.

A través de la historia personal de su protagonista, un periodista norteamericano que al comienzo de la narración se encuentra en un periodo muy difícil de su vida, Michael F. Ryan describe con todo lujo de detalles la filosofía de uno de los grandes terapeutas contemporáneos, cuya obra más conocida, El hombre en busca de sentido, le impactó tanto que decidió escribir una novela para ampliar el conocimiento que el mundo tiene del Dr. Frankl y su concepto del sentido de la vida.
Michael F. Ryan, al igual que su protagonista, es periodista y se nota. Su redacción es directa y sobria, sin adornos innecesarios, con los conceptos perfectamente ordenados. Y aunque el libro, en su conjunto, adolece de algún que otro defecto desde el punto de vista literario, consigue plenamente el objetivo de introducir al lector en el mundo del gran hombre que fue Viktor Frankl..
Este es un  libro que no sólo me ha aportado una lectura realmente interesante, a la vez que entretenida, de los fundamentos de la logoterapia, despertando mi interés en esa rama para mí desconocida; también me ha demostrado la gran utilidad que el género novelístico, al igual que una película, puede tener a la hora de difundir la cultura entre el gran público. En este caso, no cultura en forma de una obra impecable desde el punto de vista artístico, sino de una manera ligera y divertida de transmitir unos conocimientos que de otra forma quizá resultaran demasiado tediosos..
Recomendable para todos los interesados en la Psicología, en reflexionar sobre el sentido de la vida o simplemente pasar un buen rato con una lectura ligera.
.Enlaces de interés: entrevista a Michael F. Ryan

miércoles, 14 de noviembre de 2012

El escritor brujo

Por: Fortuna Lago - 20:30
Universalmente conocido por ser autor de una de las novelas clásicas de la literatura fantástica, El Golem, Gustav Meyrink, el escritor brujo, aglutina en torno a su persona tanto misterio como el más enigmático de sus personajes. Famosa es la anécdota de su intento de suicidio cuando, a los veinticuatro años, estando a punto de pegarse un tiro con una pistola, un desconocido deslizó bajo su puerta un folleto espiritista con el título “La vida que vendrá”. Ese gesto no sólo evitó su muerte prematura; también dio un giro fundamental a su vida, que desde ese momento quedaría para siempre entrelazada con un profundo interés y práctica del ocultismo. Esta inclinación por lo esotérico, unida a la enigmática y bellísima ciudad de Praga, en la que residió durante muchos años, estarían más tarde muy presentes en sus escritos.
.
Menos conocida, en cambio, es la jugarreta que Meyrink preparó a los oficiales de aduana que solían inspeccionarle en sus frecuentes viajes de negocios a Dresden. En esa etapa de su vida gozaba de una gran riqueza económica y Gustav, acostumbrado a la vida bohemia propia del hijo ilegítimo de una actriz de la época, adquirió maneras prepotentes y una apariencia un tanto atípica. Vestía trajes estrafalarios, ultramodernos para la Praga de finales del XIX, y corbatas carísimas. Adquirió mascotas exóticas. Se hizo socio del casino de Praga y era asiduo de las fiestas privadas más selectas. De él se dice que, en una ocasión, condujo por  el centro de la  ciudad un carruaje  lleno de actores y cantantes agitando globos de colores. También que fue el primer ciudadano praguense en comprar un vehículo a motor. Todo un personaje que, inevitablemente, llamaba la atención de la policía aduanera en el momento de cruzar la frontera.
Harto de las inspecciones cada vez más frecuentes y exhaustivas de los oficiales, Meyrink diseñó un plan para darles un buen escarmiento. Entre los carísimos objetos de su propiedad, estaba un maletín hidráulico capaz de soportar la presión suficiente como para contener en su interior un gran número de toallas empapadas de agua. Y con eso fue con lo que lo llenó. Al llegar a la frontera, la policía aduanera formuló su pregunta habitual: ¿algo que declarar?
Ante la negativa de Gustav, el oficial dirigió la vista hacia el lujoso maletín de piel, que excedía el tamaño permitido, y le preguntó qué llevaba en él, a lo que el interpelado respondió que ropa sucia. Poco convencido por la respuesta, el guardia insistió en saber más detalles. Al ser informado de que se trataba de algunas toallas para uso personal, su extrañeza subió de grado. ¿Una maleta entera de toallas? Efectivamente, confirmó Meyrink. Se trata de toallas y están húmedas, porque recientemente había estado en un sanatorio y, al haber tenido que  marcharse con cierta premura, no había dado tiempo a secarlas.
La incredulidad del oficial iba en aumento, hasta el punto de que acabó exigiendo a Gustav que abriera el maletín y mostrara su contenido. El futuro escritor se negó, alegando, por un lado, que no tenía fuerza suficiente para bajarla del estante del tren donde se encontraba, debido al enorme peso de las toallas, y por otro que, de abrir el maletín, sería imposible volver a cerrarlo, y no pretenderían que continuara el viaje llevando las toallas en los brazos. Añadió que se dirigía a una reunión con gente muy importante, a la que bajo ningún concepto podía llegar tarde, de lo cual responsabilizaría al oficial de aduanas personalmente.
Visiblemente irritado, el guardia agarró el maletín, cediendo casi bajo el tremendo peso, totalmente inesperado, del mismo. Seguro de que al abrirlo encontraría dentro metales preciosos de contrabando,  dio aviso a su superior. A pesar de las repetidas advertencias de Meyrink, escoltado junto a la maleta a la oficina de aduanas, los policías lo abrieron. Un enorme montón de toallas húmedas se desplegó por doquier, triplicando el volumen de su continente. No hubo manera de volver a introducirlas en el maletín.
Media hora más tarde, Meyrink, flanqueado por dos enormes cestas llenas de toallas, que los oficiales de aduana habían localizado a toda prisa, continuaba su camino. La policía aduanera no volvió a molestarle más.
Extraído de Vivo: The Life of Gustav Meyrink, por Mike Mitchell.
Bibliografía recomendada: Praga en tiempos de Kafka, por Patrizia Runfola.

HISTORIAS & FICCIÓN

Copyright © Experiencias literarias™ is a registered trademark.

Designed by Templateism. Hosted on Blogger Platform.